4/27/2013

357. Completar el Sistema Nacional de Radares Metereológicos



Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: Completar el Sistema Nacional de Radares Metereológicos
B. Fundamentación:
Los radares son, en esencia, equipos electrónicos que miden una distancia registrando el tiempo de ida y vuelta de un pulso de radio. Hoy en día han llegado a ser sensores muy sofisticados que se usan no sólo en el área militar, sino también para el control aéreo comercial, la meteorología, la navegación y para tomar imágenes para aplicaciones para agricultura, recursos naturales, fines científicos y gestión de emergencias.
El desarrollo y construcción de radares meteorológicos argentinos y la implementación de un Centro de Operaciones que procese y analice información nacional son algunos de los principales ejes del Sistema Nacional de Radares Metereológicos. A través de esta propuesta, se busca ampliar la cobertura de información hidronometeorológica suministrada por los radares pertenecientes a diversas Instituciones. Además comprende el desarrollo y fabricación de dos prototipos de radares argentinos, el RMA0, que será utilizado como banco tecnológico para el desarrollo y puesta a punto del primer Radar Meteorológico operativo, el RMA1.
Actualmente, el proyecto se encuentra en la fase de desarrollo y se están definiendo los potenciales sitios de localización; el RMA0 se instalaría en Bariloche y el RAM1 en el interior del país de manera de ir cubriendo las zonas que hoy tienen mayor demanda.
El proyecto también comprende el diseño e implementación del Centro de Operaciones (COP) con tecnología de última generación, con capacidad de recepción y procesamiento de datos de la actual y futura red de radares meteorológicos que abarcará aproximadamente 20 radares de todo el País. El mismo estará bajo la operación del servicio Meteorológico Nacional y ubicado en su predio de Aeroparque.
Las principales características del técnicas de los radares son:
- Banda C: Radar pulsado que emite en frecuencia entre 5.4 a 5.9 GHz.
- Modo Vigilancia: Doble polarización – Largo alcance (400 Km)
- Modo Tormenta: Doble polarización – Alcance intermedio ( 250 km) – Doppler.  Maximiza la obtención de información de hidronometeoros.
- Modo Doppler: Mejora mediciones a velocidad y del nicho espectral de velocidades de las partículas: Menor alcance: (120 Km)
- Red/ Autónomo: Capacidad de funcionar en red o en forma independiente
- Configurable: Adaptable a las necesidades de observación con barridos configurables.
- Cop: Operación, procesamiento, archivo y catálogo de datos centralizados y generación y difusión de productos de alto nivel y multisensor.
Contar con una red nacional de radares metereologicos brindara un mejor servicio de alerta temprana, ayudando a prevenir los efectos causados por desastres naturales que pudieren afectar a la población, a la infraestructura, al transporte y a la producción.
C. Objetivos generales:
- Contar con una red nacional de radares que monitoreen la hidrometeorología resulta fundamental en un país como Argentina, ya que presenta una de las más amplias variedades de climas de la Región.
- Describir el estado del tiempo reinante en un instante dado.
- Elaborar y difundir el “pronostico inmediato”
- Evaluar los distintos tipos de hidrometeoros.
- Preveer y monitorear las contingencias adversas (granizo, inundaciones repentinas, tormentas severas, etc.)
- Mejorar la seguridad aérea, marítima y fluvial.
- Realizar estudios propios del campo de la física de la atmósfera.
D. Lugar: Para la materialización de este programa, se ha contratado con la empresa del Estado INVAP, dedicada al diseño y la construcción de sistemas tecnológicos complejos, el desarrollo y la provisión de un Radar Meteorológico Argentino (RMA), sistema doppler, en banda “C”, con inclusión de los siguientes cuatro objetivos primarios: el diseño y construcción de las facilidades y servicios auxiliares; la implementación de una red de radares meteorológicos con cobertura adecuada, incluída la construcción de once radares meteorológicos argentinos (un prototipo y diez de serie); el diseño y equipamiento de un Centro de Operaciones y su vinculación con la red de radares, y finalmente, la creación de los recursos humanos imprescindibles para la operación y el mantenimiento del sistema. El proceso se desarrollará en dos etapas: la primera, de una dirección estimada en treinta meses, comprende el desarrollo del radar prototipo y de la ingeniería básica para la posterior fabricación de los radares en serie y el diseño y ejecución del Centro de Operaciones. La segunda etapa, incluye la provisión de la primera serie de diez radares y la conexión de ellos con el centro de Operaciones.
El radar meteorológico, diseñado para observar objetos distribuidos sobre grandes distancias, explora las nubes enviando ondas electromagnéticas las que una vez reflejadas, proveen información sobre la estructura de la precipitación. Los radares que cuentan con el sistema Doppler proveen además, información sobre la velocidad del viento y la turbulencia. La información que brinda los radares meteorológicos, se presenta en forma de imágenes codificadas según una escala de colores. El monitoreo permanente de los ecos de la precipitación, permite determinar la cantidad de precipitación caída sobre una determinada cuenca; con esa información resulta factible mejorar sensiblemente el manejo del agua producto de esas precipitaciones.
E. Recursos necesarios: 
La Presidenta Cristina Fernández firmó el contrato para el desarrollo e implementación del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARAME), el cual constituye una herramienta estratégica para el monitoreo en tiempo real de los cambios del tiempo y los fenómenos naturales severos en todo el territorio nacional. Con una inversión nacional de $52 millones, en una primera etapa se llevará a cabo el Prototipo del Radar Meteorológico que permitirá la construcción del primer Radar Meteorológico Argentino y asimismo se desarrollará el Centro de Operaciones y Control de la Red de Radares a cargo del Servicio Meteorológico Nacional, que nucleará los radares existentes y los futuros a construir en una segunda etapa. Ademas, la Provincia de Mendoza ya posee cinco radares, tres fijos ubicados en San Rafael, La Llave; en Tupungato, Cruz Negra y en San Martín. Los otros dos son de tipo móvil, donde al estar montados en un tráiler, permiten su fácil traslado para realizar alguna actividad o investigación específica que se requiera. También, la Armada Argentina posee otros dos radares recuperables que no están en funcionamiento en Bahía Blanca.
F. Características generales:
 En nuestro país, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) controla un radar ubicado en Ezeiza, Buenos Aires. Por otro lado, existe un radar en Paraná (Entre Ríos), otro en Pergamino (Buenos Aires) y uno en Anguil (La Pampa) que son controlados por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) con el objetivo de realizar experimentos tecnológicos. Además, existe una red de radares instalados en Mendoza por la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas en el marco de la Lucha Antigranizo llevada a cabo por ese organismo.
Este nuevo proyecto, elaborado en el marco de las políticas estratégicas conjuntas del Ministerio de Planificación Federal y el Ministerio de Defensa; permite ubicar al país en una posición de liderazgo tecnológico en la región, ya que la totalidad de los radares serán desarrollados, fabricados y operados por ingenieros, investigadores y científicos nacionales; utilizando tecnología propia. Estas acciones forman parte de la política de Estado llevada a cabo por el Gobierno Nacional de promover e invertir en ciencia y tecnología, tal como lo demuestra la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, la quintuplicación del presupuesto del área y la repatriación de cientos de científicos e investigadores.
El Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARAME) es fruto de un trabajo desarrollado entre la Subsecretaría de Recursos Hídricos y el INVAP, con la colaboración del Servicio Meteorológico Nacional, el Instituto Nacional del Agua, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Servicio de Hidrografía Naval y las universidades nacionales.  Gracias a los nuevos radares de última generación, el Servicio Meteorológico Nacional podrá trabajar con mayor precisión. 
 
El desarrollo del proyecto constará de dos etapas. En una primera etapa se construirá un Prototipo del Radar Meteorológico (RMA0), que será utilizado como modelo de ingeniería de investigación e innovación en el uso de esta tecnología. Con los resultados de esta implementación se fabricará y se pondrá en operación el primer Radar Meteorológico Argentino (RMA1).  Además, se construirá un Centro de Operaciones y Control de la Red de Radares a cargo del Servicio Meteorológico Nacional, y se capacitará al personal técnico especializado en el uso de la más avanzada tecnología a nivel internacional.
La segunda etapa prevé la construcción y puesta en funcionamiento de unos 10 radares meteorológicos más, que serán instalados en diferentes lugares del país. A través de la interconexión de estos 11 nuevos radares, más los 4 que actualmente están en funcionamiento, quedará consolidado un Sistema Nacional de Radares Meteorológicos que brindará cobertura al 100% de las áreas urbanas donde se producen fenómenos meteorológicos significativos. Cabe mencionar que la coordinación de los  radares estará centralizada en el Centro de Operaciones.

Foto Credito: Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARAME)
Dr. Ing. Andrés Rodríguez (SSRH) y Dr. Héctor Ciappesoni (SMN)

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...