8/02/2009

139. Refundar la empresa E.L.M.A.

Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: Refundar la Empresa Líneas Marítimas Argentinas

B. Fundamentación: En la época actual, el fenómeno de la sociedad de consumo y la globalización económica ha encontrado en el transporte marítimo la solución idónea para la transferencia de mercancía y tecnologías y para la relación entre mercado, fabricante y productor. Y esto ha sido así por varias razones, aunque fundamentalmente por los avances técnicos en el sector del transporte marítimo, que lo han convertido en el medio más rentable, seguro y eficaz para el traslado de mercancías.

La creación de una flota mercante sería la salida a los altos costos de los fletes por los que hoy tienen que responder los exportadores cuando hacen uso del transporte naviero, los que hoy hace menos competitivos a los empresarios del país a la hora de exportar, pero ante la concentración del transporte marítimo será necesario promover la creación de más navieras y servicios de carácter regional. Para evitar las repercusiones que pueda tener la insuficiente o deficiente prestación de servicios de transporte marítimo, ante el crecimiento del comercio exterior es de vital importancia que la política marítima y portuaria no sólo nacional sino regional, se reacomode a las exigencias y condiciones del mercado global sin perder la perspectiva de plantear sus propias iniciativas de solución.

Su equipamiento inicial estaría compuesta por:
-Buque gasífero (1)
-Buques Multipropósitos (Porte bruto: 19.200 Ton): 2
-Buques Tanque de Productos (Porte bruto: 30.000 Ton): 2
-Buques Portacontenedores (Porte bruto: 23.700 Ton): 2
-Buques Graneleros (Porte bruto: 27.000 Ton): 4

C. Objetivos generales:
-Recrear una empresa naviera de bandera nacional de características mixtas.
-Proporcionar buques propios para la exportación de productos
-Generar trabajo para astilleros locales
-Emplear solo tripulaciones nativas del pais
-Incrementar la presencia del país en el exterior
-Recuperar un emprendimiento estratégico.

D. Lugar: Ensenada, Provincia de Buenos Aires

E. Recursos necesarios:
-Estudio de Factibilidad
-Acuerdo politico para su creación
-Refundación de ELMA
-Incorporación al Presupuesto Nacional
-Equipamiento progresivo con buques construidos exclusivamente en el país.

F. Características generales: La Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA) fue una empresa naviera del Estado argentino, creada el 30 de septiembre de 1960 a través de la ley 15.761. Supuso la fusión de dos empresas, Flota Mercante del Estado y Flota Argentina de Navegación de Ultramar (FANU). Prestó servicios al comercio exterior de la Argentina hasta la década de 1990, cuando el gobierno de Carlos Menem resolvió su disolución en el marco de la ley 23.696 de Reforma del Estado. Contó en el momento de máximo esplendor con una flota de más de 60 unidades (aproximadamente 700.000 toneladas de DW) que abarcaban las líneas desde y hacia el norte de Europa, el Reino Unido y el Mar Báltico, el Mar Mediterráneo, la costa este de Estados Unidos y Canadá, el Golfo de México y el Caribe, el Océano Pacífico, Lejano Oriente, África y Medio Oriente.

La Flota Mercante del Estado fue creada en el año 1941 bajo la órbita del Ministerio de Marina con el objeto de explotar y administrar 16 buques de bandera italiana que se hallaban amarrados en el puerto de Buenos Aires. Posteriormente se agregaron a estos 3 navios franceses, 4 daneses y 3 alemanes. La Flota Argentina de Navegación de Ultramar tiene sus orígenes a finales del siglo XIX con el arribo al país de Nicolás Mihanovich, empresario que inició su actividad fluvial aprovisionando las tropas argentinas en la Guerra de la Triple Alianza. En 1909 se constituyó la empresa The Argentina Navegation Company - Nicolás Mihanovich Ltd, que en 1931 cambió su denominación por Compañía Argentina de Navegación Mihanovich Limitada. En 1942 pasó a llamarse Compañía Argentina de Navegación Dodero Sociedad Anónima, incorporando gran cantidad de buques durante el final de la IIGM. En el año 1949 fue adquirida por el Estado dentro del plan de nacionalizaciones del gobierno peronista.

Dado que muchas de las naves con que contaba la Empresa Líneas Marítimas Argentinas al momento de la fusión eran de la Segunda Guerra Mundial, durante los años 1960 se encaró un plan de renovación de la flota, privilegiando las construcciones en astilleros argentinos. Así se incorporaron en el transcurso de la década los buques Lago Argentino, Lago Aluminé y Almirante Stewart, construidos por Astilleros y Fábricas Navales del Estado (AFNE-Hoy Río Santiago). A esa serie de tres unidades le siguió otra de tres, compuesta por los navíos Río de la Plata, Río Paraná y Río Calchaquí. El plan continuó con la construcción de otros cinco, Río Cincel, Río Teuco, Río Deseado, Río Gualeguay y Río Iguazú.

Los astilleros ASTARSA estuvieron a cargo, a su vez, de los buques Río Limay, Río Esquel y Río Olivia. Finalmente se sumó a AFNE y ASTARSA el astillero Alianza. En los dos primeros se construyen una serie de 6 barcos: Almirante Storni, Neuquén II, Libertador General José de San Martín, Dr Atilio Malvagni, Presidente Ramón S. Castillo y General Manuel Belgrano, y en el último una serie de 3 buques: Buenos Aires II, Córdoba y La Pampa. Así se totalizó la incorporación a la flota de ELMA de 23 unidades con algo más de 272.000 toneladas. Las últimas incorporaciones llegaron con tres buques frigoríficos salidos de las gradas de astilleros Alianza, Glaciar Perito Moreno, Glaciar Viedma y Glaciar Ameghino, y finalmente dos buques portacontenedores fruto de AFNE, el Isla Gran Malvina e Isla Soledad.

Actualmente, el transporte marítimo está absolutamente internacionalizado y, así, en un mismo barco, pueden coincidir armadores de un país, bandera de otro y personal de un tercero o cuarto. Por ello, debemos distinguir al hablar de la flota mercante mundial de países que abanderan barcos y países propietarios de barcos.

El país con mayor número de barcos abanderados (es decir, con derecho a nacionalidad y a enarbolar la bandera de un país) es Panamá, con un total de 4.111 buques, mientras que el país con mayor flota de barcos en propiedad es Grecia, con 3.112, de los que tan sólo 751 están abanderados en el país heleno. Debemos hacer esta distinción porque el hecho de que un barco porte la bandera de un país no significa que pertenezca a empresarios de ese país. Lo habitual es todo lo contrario. Así se explica que 6 países con poco peso en el comercio marítimo, como son Bahamas, Bermudas, Chipre, Liberia, Malta y Panamá acumulen el 46,6% del total de carga mundial de buques mercantes (399 millones de toneladas), con 8.563 buques abanderados. Y al contrario, de estos países con mayores abanderamientos únicamente Chipre entraría en la lista de las 35 potencias marítimas mundiales, y con una flota de tan sólo 109 barcos.

La importancia del tráfico marítimo para el intercambio mundial de mercancías se convierte en valor estratégico en el caso del petróleo y productos derivados del mismo, por el papel estratégico que desempeña en la economía global. De hecho, el petróleo es la materia prima más transportada del mundo.

Actualmente hay reconocidos 27 paí­ses como hogares de buques cuyo paí­s de origen no es el de abanderamiento: Antigua y Barbuda, Aruba (Holanda), Bahamas, Barbados, Belice, Bermuda (UK), Burma, Camboya, Islas Canarias (España), Islas Caimán (UK), Islas Cook (Nueva Zelanda), Chipre, German International Ship Register (GIS), Gibraltar (UK), Honduras, Li­bano, Liberia, Luxemburgo, Malta, Islas Marshall (USA), Mauricio, Antillas Holandesas, Panamá, San Vicente, Sri Lanka, Tuvalu y Vanuatu.

Fuente: Wikipedia - http://www.mma.es/secciones/acm/aguas_marinas_litoral/prot_medio_marino/contaminacion_marina/trafico_maritimo.htm
Publicar un comentario

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...