11/11/2009

234. Reemplazo del Buque de Transporte Polar Bahia Paraiso.

Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: Reemplazo del Buque de Transporte Polar Bahía Paraíso
B. Fundamentos: La reparación del siniestrado Rompehielos Irizar cuesta 492 millones de pesos según lo cotizado por el astillero noruego Aker Yards (constructores del Irizar). Por eso, la Presidenta Cristina Kirchner evalúa la adquisición de otra embarcación nueva. Por 97 millones de euros prometen prolongar la vida del buque, con estándares marítimos de última generación, 30 años. La sugerencia presidencial trajo otro problema: ¿qué buque comprar? Aparentemente, la decisión de la Cancillería es adquirir un rompehielos que asegure la presencia en la Antártida y que no se limite a la soberanía, pretendiendo también desarrollar actividades científicas. La tarea más delicada que lleva adelante el rompehielos todos los años es la Campaña Antártica, una misión estratégica. La Cancillería alquiló un rompehielos ruso, el Vasili Golovnin, que llevó el combustible a la Base Marambio y a más de una decena de bases y campamentos científicos de la zona. Por el uso del buque ruso se desembolsaron veinte millones de pesos. El Irizar estará en condiciones operativas aparentemente para después del 2012. Pero si se deciden por la compra de un nuevo rompehielos nada es sencillo: los astilleros trabajan contra pedido y con plazos muy largos.
Por ello, continúan las tratativas por un Buque Rompehielos -ya construido- que reemplace al Buque Polar Bahía Paraíso -hundido en la Antartida- y que complemente al Almirante Irizar. Las negociaciones son por un buque ruso de la clase "ULA" (Vasily Golovnin o gemelo) de 8590 toneladas de desplazamiento y menor calificación que el RHAI. Pero, estas tratativas se trabaron porque en Rusia, cuando se vende un buque o aeronave a alguna fuerza militar, necesariamente el trámite debe pasar por la oficina de exportación de armas estatal, Rosoboronexport, para eludir este trámite se está buscando que una empresa privada argentina compre el buque y se lo revenda a la Armada.

C. Objetivos generales:
-
Contar con otro medio de transporte que permita continuar el aprovisionamiento de las seis bases antárticas argentinas.
-Reemplazar al Buque de transporte polar Bahía Paraíso.
-Continuar con la realización de tareas científicas y el apoyo permanente a quienes se destacan a realizarlas en tierra (glaciología, meteorología, hidrografía, oceanografía, etc.).
-Permitir la apertura de bases temporarias, donde se realizarían las actividades científicas monitoreadas por el Instituto Antártico Argentino.
-Cumplir con la protección de la vida en el mar, ya que la Argentina tiene asignada
por convenios internacionales una zona de búsqueda, rescate y salvamento que incluye los mares de Weddell y Bellingshausen, lo que obliga, en caso de ser necesario navegar esas zonas, la presencia de un rompehielos, especialmente si se trata de una tarea invernal, como ocurrió con el Magdalena Oldendorff.
-Cumplir con la entrada en vigor del nuevo anexo VI al protocolo de Protección del Medio Ambiente Antártico, denominado Responsabilidad surgida de emergencias ambientales, establece en su articulado que los países miembro deben sentar planes de contingencia y acciones de respuesta ante emergencias ambientales, para lo cual sería casi imprescindible seguir contando con un rompehielos, único en el hemisferio sur, como para dar rápida respuesta ante emergencias ambientales, más si se producen durante el invierno y/o en zonas de hielos duros, donde sólo pueda operar un buque de ese tipo.

D. Lugar:
En estudio, con posibilidades de adquisición de un Rompehielos usado de origen ruso.

E. Recursos necesarios.
-Aprobación del proyecto por el PEN e incorporación al presupuesto de Defensa.
-Adquisición por compra directa (entre Estados) y/o llamado a licitación internacional para la adquisición de un rompehielos.

F. Características generales: Un rompehielos es un buque especialmente diseñado para moverse y navegar a través de mares y ríos cubiertos por el hielo. Para que un barco sea considerado rompehielos requiere tres componentes: un casco especial reforzado, una forma del casco que le facilite dispersar el hielo y la fuerza para abrirse paso. Los rompehielos consiguen fragmentar el hielo gracias a su momento y la fuerza para presionar el hielo con su proa. El peso del navío oprime el hielo, el cual no lo soporta, se agrieta y se rompe en pedazos. Un casco especialmente diseñado para rompehielos debe dirigir los fragmentos a los lados del navío o hacia abajo, para facilitar el avance del barco. Una alta concentración de trozos de hielo detendrá el barco, antes de que éstos se rompan.
Los Rompehielos Clase ULA poseen 13.514 toneladas de desplazamiento, es del tipo Vitus Bering, construidos para brindar servicios logísticos en aguas del Ártico y Antártico. Son contratados por distintos países (Australia y Nueva Zelanda). Poseen capacidad para transportar carga general, combustibles, vehículos pesados y contenedores. Están equipado con grúas electro-hidráulicas, puerta de carga en popa, plataforma para helicópteros y hangar. Estos buques tiene una tripulación de 39 personas y dispone de alojamiento para otras 27.

Especificaciones:

Longitud: 159,8 m
Manga: 22,4 m
Calado: 12,0 m
Ancho: 9 m
Carga: 10.800 t
Velocidad: 15,9 nudos
Desplazamiento: 16.100 t
Motorización: 2 motores Diesel Eléctricos de 5.730 Kw.Longitud: 159,8 m

Fuente: http://www.aviacionargentina.net/foros/armada-argentina.36/53-el-futuro-del-irizar-y-la-incorporacion-de-un-buque-polar-4.html y Fundación Nuestro Mar.

1 comentario:

pedro dijo...

Jorge,
te felicito por tu página. Demuestra cuanto queda por hacer en el pais... y cuán poco se hace.

Te juro que me dan ganas de postularme para presidente, y si llegara a ganar, ejecutaría uno por uno todos tus proyectos!!!!

Un fuerte abrazo.
Eduardo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...