12/01/2009

235. Producción del Búfalo en tierras subaprovechadas

Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: El Bufalo como variante productiva en tierras subaprovechadas.
B. Fundamentación: Argentina posee una gran cantidad de tierras desaprovechadas o subaprovechadas por ser tierras inundadas, en las cuales la ganadería bufalina sería muy viable, entre sus ventajas estarían además de la producción de alimentos de alto valor proteico, la generación de empleos y el desarrollo socio económico de esas regiones. Argentina, es el país más chico en producción de búfalos en América latina. Existen unos 120 productores con un rodeo total de 100.000 cabezas (contra 3,5 millones de Brasil) concentradas mayormente en el Nordeste, y es Formosa la provincia que tiene el mayor rodeo, con unos 33.000 animales. Se caracteriza por su fertilidad, porcentaje de preñez y ganancia de peso. Además, el ciclo completo se hace en un mismo campo. El crecimiento vegetativo es muy importante porque la hembra sigue produciendo hasta los 20 años.

C. Objetivos generales: Producir en zonas marginales, con pastos inaprovechables por el vacuno y en campos bajos e inundables; lograr un crecimiento extraordinario de la ganadería subtropical en el norte del país y permitir explotaciones intensivas de carne y de leche para pymes familiares con desarrollo para las economías regionales son, entre otros, estos son los objetivos que se ha fijado la Asociación Argentina de Criadores de Búfalos (AACB).

D. Lugar: Formosa y Mesopotamia
E. Recursos necesarios: Se requiere difundir la especie, estimular la crianza, romper los preconceptos equivocados que es un animal salvaje y que su carne es dura. El búfalo no sólo no es un animal salvaje, sino que es uno de los primeros animales domésticos. Para incrementar su exportación debe ser incluido a través Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) para participar de la cuota Hilton.
F. Características generales: Los búfalos estaban en el país desde 1900, pero sólo para consumo interno en grandes estancias de la Mesopotamia. En la Argentina se crían tres de las 19 razas que existen en el mundo: la Mediterránea, la Murrah y la Jafarabadi (todas de origen índico). La ganadería bufalina ha aportado significativamente durante miles de años a la producción de carne y de leche en muchas regiones del mundo. El búfalo de agua asiático es poco conocido en nuestro continente, incluso a nivel profesional, no es raro que expertos en ganadería vacuna casi no conozcan al búfalo.

Existe una cantidad de mitos acerca del búfalo, se dice que es un animal muy bravo, que rompe las cercas, que hecha a perder los potreros, que su manejo es difícil, que su carne es dura, que no se comercializa con facilidad, en la buena práctica ocurre todo lo contrario. Es común que el búfalo de agua asiático sea confundido con el búfalo del oeste americano, que realmente no es un búfalo sino un bisonte, o con el búfalo africano el cual no ha sido posible domesticar.

Del búfalo agua se sabe con certeza que es uno de los animales domésticos más antiguos que existe, 3000 años A.C., ya era utilizado en los países asiáticos como animal esencial de trabajo por su rusticidad. Luego es introducido en África, Europa y Oceanía, siendo América el último
continente en conocer al búfalo. En el mundo hay alrededor de 160 millones de búfalos, la mitad de estos se encuentran en la India. El búfalo de agua pertenece a la misma familia de los vacunos, solo se diferencian en el género, el último peldaño de la clasificación zoológica. El cruce entre estas dos especies es imposible por su diferencia cromosómica. Existen 18 razas reconocidas de búfalos, algunas se han seleccionado hacia la producción de leche, otras hacia carne y otras hacia trabajo. El búfalo de agua tiene su origen en el trópico ecuatorial húmedo asiático, donde hay condiciones climáticas y agro ecológicas muy similares a las de nuestro trópico sudamericano. Tradicionalmente el búfalo ha sido un animal de triple propósito, es un excelente animal de tiro tanto en la tierra como en el agua además de ser un buen productor de carne y leche.
El proceso tecnificado de producción en el campo se inicia con la preñez de la búfala. Las bufillas, como normalmente se les llama a las búfalas una vez que alcanzan su madurez sexual, están listas para concebir alrededor de los 2 años. Cuando los búfalos y las búfalas están juntas un 80% de los partos ocurren durante todo el año, las búfalas tienden a estacionalizar en los meses de
Septiembre, Octubre y Noviembre, lo que trae como consecuencia picos en la producción lechera, esto es corregido mediante el uso de la monta controlada o el uso de la inseminación artificial.
Después de 11 meses de gestación un mes y medio más que las vacas, la búfala está lista para parir. Los bucerros como normalmente se les llama hasta que se destetan pesan entre 35 y 40 Kg. al nacer. Los bucerros al nacer tienen gran vitalidad, a la hora ya están de pie tomando el calostro de la madre, el cual es determinante para su vida futura.

A diferencia de las vacas, las búfalas aceptan con gran facilidad que otros bucerros que no son sus hijos tomen leche de su ubre, lo que trae como ventaja que todos se críen muy bien aún si su madre se enferma o no da mucha leche. Normalmente la búfala empieza a ser ordeñada 5 días después del parto cuando el bucerro ya se ha tomado todo el calostro. El ordeño puede hacerse de forma mecánica o manual, las búfalas una vez acostumbradas son tan dóciles que en los países asiáticos el ordeño lo hacen mayormente mujeres y niños, También se acostumbran con facilidad al ordeño mecánico.

Las búfalas pueden ser ordeñadas una o dos veces al día, produciendo más cuando se ordeñan dos veces, pero para esto es indispensable cubrir los requerimientos nutricionales de las búfalas.
Las búfalas producen alrededor de 5 Lts de leche por día, en condiciones extensivas de sabana, lo que es suficiente para elaborar un kilogramo de queso, mientras que de la vaca se requieren 8 Lts. Esta diferencia se debe a que la leche de búfala tiene mayor contenido de grasa, de proteínas y de minerales. El color de la leche también es diferente, la leche de búfala es más blanca, porque tiene menos cantidad de carotenos.

Las búfalas tienen una producción de leche bien prolongada pueden producir durante 7 meses que es normalmente cuando se desteta al bucerro. Faltando alrededor de 3 ó 4 meses para volver a parir y comenzar una nueva lactancia. Su longevidad también es muy larga, pueden estar en promedio 15 años produciendo sin ningún problema.

La leche de búfala es excelente para la elaboración de productos lácteos, pero para tomarla como leche fluida hay que diluirla por su alta concentración. De la leche de búfala se producen excelentes quesos muzzarela, quesos frescos, quesos madurados, dulces, natillas, etc. Por su alta calidad, sabor y apariencia los productos lácteos a base de leche de búfala son muy bien cotizados en el mercado. En cuanto a su producción de carne el búfalo es bastante precoz alcanzando pesos de 400 y 450 Kg a los dos años de edad en condiciones de sabanas naturales y pueden alcanzar pesos de hasta 500 Kg en pastizales de buena calidad estando listos para ir al matadero. La carne de los búfalos es muy parecida en cuanto a sus propiedades químicas y físicas a la carne de los vacunos. La carne de búfalos no tiene hilos de grasa entre las fibras musculares lo que la hace más magra, su contenido de colesterol es 40% menor. Los músculos son ligeramente más oscuros y la grasa que recubre al músculo es más blanca. En pruebas de degustación es muy difícil establecer diferencia entre la carne de vacunos y de búfalos sacrificados a la misma edad.

Como animal de trabajo es capaz de arrastrar de una o dos toneladas, 6 veces su peso corporal, durante tres horas seguidas y de 6 a 8 horas diarias. Otro producto muy valioso del búfalo es su cuero, que tiene como características principales su grosor y flexibilidad, lo que lo hace sumamente duradero. Además de usarse en la fabricación de zapatos, maletines y chaquetas,
es muy usado en la tapicería de automóviles.

Su comportamiento en los potreros es muy tranquilo siempre y cuando disponga de buena sombra, lagunas y no le falte el pasto. El uso de cercas electrificadas como energizadores especiales para ganadería, son perfectos para el manejo de los búfalos, estos le tienen un gran respeto. El búfalo es un animal agradecido, noble, inteligente, tranquilo, curioso y gran amigo del hombre que lo sabe tratar. Es capaz de producir eficientemente en condiciones que ninguna otra especie lo puede hacer. No cabe la menor duda que en pocos años el búfalo va a contribuir en incrementar el abastecimiento de carne y de leche en nuestro país.
Datos útiles: Asociación Argentina de Criadores de Bufalos, Cap. Gral. Ramón Freire 183 - Piso 2º Of. 40 - Ciudad de Buenos Aires (C1426AVC)Teléfono: (011) 4554.3385 -E-Mail: info@bufalos.org.ar

Fuente: Roberto Seifert del Diario La Nación, Blog Desarrollo y Defensa, http://agrotendencia.com/guiones/bufalos.pdf

2 comentarios:

Satur dijo...

Es perfecto si puede aprovechar esas zonas donde las vacas se apañan mal.

Jorge Elias dijo...

Es un excelente proyecto especial para las zonas mesopotamicas y de Formosa. El año proximi, se efectuara un Congreso en Formosa, para impulsar la cria de los Bufalos.
Gracias, por intervenir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...