2/22/2012

334. Producción de cubos y pellets de alfalfa

Autor: Jorge Elías

A. Proyecto: Producción de cubos y pellets de alfalfa
B. Fundamentación: La alfalfa, cuyo nombre científico es Medicago sativa, es una especie de planta herbácea perteneciente a la familia de las fabáceas o Leguminosae. Es una planta ampliamente utilizada como forraje, y con este propósito esta intensivamente cultivada en el mundo entero. Tiene un ciclo vital de entre cinco y doce años, dependiendo de la variedad utilizada, así como el clima; en condiciones benignas puede llegar a veinte años. Llega a alcanzar una altura de 1 metro, es especialmente resistente a la sequía.
El proyecto apunta a la producción y comercialización de cubos y pellets de alfalfa bajo un concepto de asociatividad para satisfacer la amplia demanda nacional e internacional de un producto de excelente calidad nutricional y alto rendimiento.
La alfalfa en la actualidad, en su mayor parte, se cosecha para la producción de fardos y rollos, ambos con bajo valor agregado, elevado costo de flete y sin posibilidades de exportación por la relación peso - volumen. Los cubos y pellets de alfalfa son productos de excelente conservación; volumen y flete reducido, con demanda en aumento en los mercados extranjeros (países asiáticos, árabes y de Europa del Este). El proyecto se refiere a poder convertir pasto en carne, para ello se necesita contar con toros sanos, vacas gordas y comida. Esto no es posible si no contamos con las reservas de alimentos necesarias para soportar períodos críticos como en épocas de sequía que impide el abastecimiento de forrajes con la consiguiente alta mortandad de ganado.
En los lugares donde se vive una situación escasa de forrajes, la posibilidad del cubeteado de alfalfa es una solución que el productor debería tener al alcance de sus posibilidades. Este proyecto puede ser una salida para lugares donde la ganadería no es tan intensiva, que permitirá abastecer en tiempo y forma de pasto fresco a la hacienda.
La alfalfa en cubos que puede producir la Argentina, por sus características, clasifica en el ámbito internacional dentro de la calidad "premium”; además las características del cultivo, del producto y la tecnología de procesamiento excluyen a los cubos y pellets del mercado de commodities.
C. Objetivos generales:
- Producir cubos de alfalfa (verde), pura y altamente comprimida, que permite la conservación del producto por largos períodos, manteniendo intactas sus propiedades nutricionales.
- Ahorrar recursos de transporte y almacenamiento. El volumen del cubo es un 62% inferior al del fardo. A diferencia de lo que ocurre durante el transporte, distribución y uso de los fardos, la pérdida en los cubos y pellets es sólo la décima parte.
- Eliminar el uso de alambres y los riesgos aparejados.
- Obtener un mayor valor por la menor pérdida de hojas.
- Facilitar su utilización en mezclas.
- Mejorar el monitoreo y regulación del consumo.
- Alcanzar un mayor aporte proteico.
- Conservar sus cualidades nutritivas intactas por más de 5 años manteniendo el color, aroma y sabor.
- Mejorar la conservación y preservación contra los insectos, hongos y micotoxinas.
D. Lugar: Regiones con capacidad de regadío aptas para la producción de alfalfa de forma eficiente, que puedan compartir entre varios productores tareas de siembra, cultivo y procesado de alfalfa en torno a una misma planta.
E. Recursos necesarios: Integrar la producción de alfalfa con la gestión integral de la comercialización para la exportación conjunta, creando una marca común con una calidad reconocida internacionalmente y con precios más rentables.
F. Características generales: El INTI realizó el lanzamiento del Proyecto “Alfalfa 2010” con el objetivo de difundir los resultados de un convenio de asistencia técnica entre la Empresa Agroservicios Podestá y el Instituto. Dicho acuerdo posibilitó el desarrollo e instalación de una planta prototipo para el cubeteado y pelleteado de alfalfa deshidratada en San Rafael, Mendoza, la cual dio origen al Proyecto. A través de un crédito del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR), el aporte de maquinaria por parte del INTI (una secadora y una pelleteadora) y el desarrollo y experiencia de la empresa, se logró instalar dicha planta que ya se encuentra produciendo y exportando alfalfa.
El Proyecto “Alfalfa 2010” propone integrar la cadena de valor de la alfalfa, desde la producción hasta su exportación. El Proyecto apunta al desarrollo tecnológico del esquema de producción y el diseño y construcción de las máquinas y accesorios bajo un modelo de integración comercial de las empresas que instalen sus plantas en un proyecto de exportación conjunto integrando un “club de empresas”, que garantice una oferta de cantidad y calidad adecuada del producto, con la asistencia técnica del Centro INTI-Cereales y Oleaginosas y Agroservicios Podestá.
Según el Ing. Nicolás Apro, Director del Centro de Cereales y Oleaginosas del INTI, presentó los objetivos y las ventajas de la iniciativa. “Lo que pretende el Proyecto Alfalfa 2010 es agregar valor a la producción tradicional de fardos y rollos con la instalación de plantas de cubeteado y pelleteado de alfalfa, similares a la planta prototipo instalada en San Rafael, para el año 2010, integrando a los actuales productores.
Los pellets y cubos son un nicho de mercado, no son un commoditie por las características de cultivo y la tecnología de procesamiento que emplea. Son productos con un alto potencial de competitividad para la Argentina por su muy buena calidad de alfalfa. Con amplias posibilidades de exportación. Actualmente, los países compradores solicitan un volumen y calidad que los productores nacionales no pueden proveer.
La Argentina cuenta con extensas regiones óptimas para el desarrollo de alfalfares con riego asegurado, hoy en día ociosas y difíciles de encontrar en otras partes del mundo. Si bien el país posee un mercado interno muy activo de alfalfa en forma de fardos y rollos, la producción de cubos y pellets es muy baja, ya que la tecnología usada no es la adecuada (máquinas automotrices de bajo rendimiento: 1-1,5 tn/hora).
Los bajos volúmenes producidos se están vendiendo satisfactoriamente en el mercado interno y externo, principalmente a Brasil. Cabe destacar que pocos países reúnen las condiciones para el cultivo de este producto y los productores tradicionales, EE.UU. y Canadá, destinan a la exportación 2.000.000 de toneladas anuales y están desbordados por la demanda. España es el principal productor y exportador a otros países de Europa. Para satisfacer parte de esta demanda, las plantas de “Alfalfa 2010” estarán preparadas para producir 13.5 tn/hora. Hasta la actualidad, la empresa Agroservicios Podestá ha abierto caminos en el mercado externo, exportando a países tales como Panamá, Uruguay y Egipto, entre otros.
El proyecto fue plasmado mediante la firma de un convenio de desarrollo tecnológico entre el INTI y la empresa Agroservicios Podestá S.A. (AP); y ejecutado por el Centro de Cereales y Oleaginosas (CyO). El proyecto que llevó a cabo el Centro de Cereales y Oleaginosas del INTI en conjunto con la empresa en San Rafael, Mendoza, permitió el desarrollo, diseño y construcción de la máquina cubeteadora y la validación de la misma y del producto obtenido como el desarrollo del esquema tecnológico y diseño de la planta de secado, cubeteado y pelleteado, y su optimización.

Datos útiles: Para solicitar servicio contactarse con INTI – Cereales y Oleaginosas, 9 de Julio: Teléfono (02317) 430842 - E-mail: cerealesyoleaginosas@inti.gov.ar
Sitio web: www.inti.gov.ar/cempam/
Contacto: Nicolás Apro: napro@inti.gov.ar

Fuentes consultadas:
http://www.produccionbovina.com/produccion_y_manejo_pasturas/pasturas_cultivadas_alfalfa/54-proyecto.pdf
http://www.inti.gov.ar/hilo/h4/h4-3.php
Publicar un comentario

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...