6/19/2009

80. Prevención de la Hipertensión Arterial

A. Proyecto: Prevención de Hipertensión Arterial
B. Fundamentación: La hipertensión arterial es un padecimiento crónico de etiología variada y que se caracteriza por el aumento sostenido de la presión arterial, ya sea sistólica, diastólica o de ambas. En el 90% de los casos la causa es desconocida por lo cual se le ha denominado hipertensión arterial esencial, con una fuerte influencia hereditaria. En 5 a 10% de los casos existe una causa directamente responsable de la elevación de las cifras tensionales y a esta forma de hipertensión se le denomina hipertensión arterial secundaria.

Se denomina hipertensión arterial sistólica cuando la presión sistólica es mayor de 150 mmHg y la diastólica es menor de 90 mmHg. En los últimos tiempos se ha demostrado que las cifras de presión arterial que representan riesgo de daño orgánico son aquellas por arriba de 140 mmHg para la presión sistólica y de 90 mmHg para la presión diastólica, cuando éstas se mantienen en forma sostenida. Por lo tanto, se define como hipertensión arterial cuando en tres ocasiones diferentes se demuestran cifras mayores de 140/90 mmHg en el consultorio o cuando mediante monitoreo ambulatorio de la presión arterial se demuestra la presencia de cifras mayores a las anotadas más arriba, en más del 50% de las tomas registradas.

La hipertensión arterial ocasiona daño a diversos órganos y el grado de éste y el tiempo requerido para que aparezcan se relacionan directamente con el grado de hipertensión arterial. La hipertensión arterial es un problema de salud de primera importancia ya que se estima que se encuentra en el 21 al 25% de la población adulta general.

C. Objetivos generales:
-Proteger la Salud, prevenir o retardar la aparición de la Hipertensión Arterial y las enfermedades cardivasculares y cerebrovasculares en los adultos y adultos mayores.
-Prevenir las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión arterial a través de campañas de información.
-Detectar las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión arterial a traves de la aplicación del cuestionario de factores de riesgo.
-Controlar metabolicamente a los enfermos registrados por estos padecimiento.
-Disminuir la morbilidad y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial.

D. Lugar: Centros de Atención Primaria de la Salud

E. Recursos necesarios:
1. Realización de campañas de prevención
2. Aplicación de cuestionarios de factores de riesgo
3. Mantener en control metabolico a los pacientes

F. Características generales: La Hipertensión Arterial es definida por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S) como una presión sanguínea igual o superior a 140/90 mm Hg. El debut de una hipertensión arterial puede ser variado, desde una epistaxis o sangrado nasal, a dolor de cabeza, una hemorragia cerebral, etc..., aunque en general no hay síntomas que avisen.La mayoría de pacientes hipertensos se diagnostican de forma casual, tras una determinación rutinaria o en un reconocimien-to médico preventivo. Solamente la mitad de los hipertensos saben que lo son. Por estos motivos es importante el control periódico de la tensión arterial a partir de los 40 años.

El 95% de pacientes hipertensos sufren la llamada Hipertensión Primaria o Esencial. Su causa es desconocida, y en su desarrollo influyen varios factores: la obesidad, el exceso de sal, el tabaco, el alcohol, la vida sedentaria y la tensión psíquica o estrés. El 5% restante sufren Hipertensión Arterial Secundaria, como consecuencia directa de enfermedades renales, cardíacas, endocrinas, etc. La tensión arterial sufre oscilaciones fisiológicas a largo del día, en función de la actividad que se realice: se eleva durante el esfuerzo físico y en las situaciones de estrés, y en cambio desciende durante el sueño y en condiciones de reposo.La Hipertensión Arterial puede afectar a cuatro órganos fundamentales: el corazón (angina de pecho, infarto), el cerebro (hemorragia cerebral, demencia), los riñones (insuficiencia renal) y los ojos (alteraciones en la retina). Las probabilidades de padecer hipertensión arterial aumentan con la edad.

Recomendaciones para el control de la tensión arterial
1. Mantenga el peso dentro de la normalidad, evitando el sobrepeso y la obesidad.
2. Limite el consumo de sal, grasas animales y bebidas alcohólicas o estimulantes (café, té, etc.).
3. Realice ejercicio físico de forma regular: le ayudará a mantener el peso óptimo y descargará las tensiones acumuladas a lo largo de la jornada.
4. Si está tomando medicación antihipertensiva, siga las recomendaciones de su médico y no modifique ni abandone el tratamiento sin consultarle previamente.
5. No olvide la medicación cuando vaya de vacaciones. El tratamiento antihipertensivo es crónico, y no debe abandonarse.
6. No dude consultar con su médico ante la presencia de cualquier síntoma extraño o efectos adversos a la medicación.
7. Lleve consigo la ficha de registro de la tensión arterial, y el nombre de la medicación que esté tomando.
8. No fume. El tabaco es un factor de riesgo cardiovascular que unido a la hipertensión arterial potencia el riesgo de complicaciones
Aspectos importantes:
- Controle regularmente su tensión arterial.
- Modifique su estilo de vida reduciendo peso, el consumo de alcohol y de sal.
- Realice ejercicio regularmente.
- Siga el tratamiento y los controles que le indique su médico.
Fuente: OMS

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...