11/02/2009

224. Construcción de una Usina Mareomotriz en la Península de Valdez

Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: Construcción de una usina mareomotriz en la Península de Valdez
B. Fundamentación: Las condiciones de la península Valdés, dada su singularidad geográfica hace que allí el fenómeno mareomotriz presente características muy particulares, observándose que el nivel a ambos lados del istmo peninsular no oscila simultáneamente, sino en forma casi alternativa: mientras sube la marea en el golfo de San José (que está al norte de la península), en el golfo Nuevo (que está al sur separado por el istmo), hay marea baja. Este desfasaje de mareas, con una diferencia de nivel en las mejores condiciones superior a seis metros y anulándose cuatro veces por día, es una situación excepcional -única en el mundo- que presenta una posibilidad mucho más ventajosa que el cierre de los golfos y parecería ofrecer un potencial considerable.

En los años 1957-1959, la Dirección Nacional de Energía de la Argentina firmó un contrato con la empresa francesa Sogreah, que debía estudiar el tema de la energía mareomotriz en la península de Valdez y elaborar un anteproyecto completo que definiera si el emprendimiento era técnica y económicamente posible. La primera parte del informe de Sogreah incluyó reconocimiento y mediciones realizados “in situ”, tanto topográficos, como hidrográficos. La segunda parte del informe comprendió la confección del anteproyecto basado en los datos obtenidos en la primera parte.

El anteproyecto elegido por Sogreah fue excavar un canal recto de 3.000 metros de longitud y 292 metros de ancho que uniera el golfo San José con el golfo Nuevo. Las turbinas proyectadas serían de palas reversibles del tipo bulbo y funcionarían en ambos sentidos de circulación de la corriente, es decir, de marcha reversible. Se preveían 50 grupos de turbinas de 12.000 kw cada una, o 60 grupos de 10.000 kw u 80 grupos de 7.000 kw, que en las tres alternativas totalizan cerca de 600.000 kw de potencia, desarrollando una energía de 1.600 a 2.500 gwh/año.
C. Objetivos generales:
-Si bien la construcción requiere de un costo de construcción, no representaría un inconveniente, ya que con el paso del tiempo, el aprovechamiento de esta energía proporcionará un ahorro en la adquisición de combustibles fósiles y que a largo plazo, esta obra se amortizaría sola.
-Proporciona energía eléctrica de origen autorenovable.
-Es una energía no contaminante.
-Silenciosa.
-Con bajo costo de materia prima.
-No concentra población.
-Disponible en cualquier clima y época del año.
-Interconectada al sistema nacional disminuye la dependencia de la amplitud de mareas.
D. Lugar: La península de Valdés, se encuentra al noroeste de Chubut, formada por los Golfos San José, al norte, alimentado por el Golfo de San Matías y el Golfo Nuevo, al sur, alimentado por el O. Atlántico.
E. Recursos necesarios
-Estudio de Impacto Ambiental
-Anteproyecto (ya realizado)
-Aprobación de su construcción por el PEN (Ley Nacional 20.956)
-Llamado a Licitación Internacional, para su construcción y financiación por el sistema de llave en mano.
-Creación de una Corporación para integrar el emprendimiento con un polo de desarrollo en la zona próxima a la península de Valdez, con fábricas que exploten la ganadería, la agricultura, la metalurgia, la química, etc., ya que se dispondría de energía abundante y barata

F. Características generales: El estrecho Istmo Carlos Ameghino (de 5 a 7 kilómetros de ancho), que separa ambos Golfos, actúa como magnifico dique natural. Contiene a un lado y a otro el agua de las crecientes y de las bajantes que se alternan en uno y otro Golfo. La onda de marea, se desplaza desde los polos. Como consecuencia de esos desniveles, se producen valores energéticos que dan como conclusión que la potencia inestable seria del doble de la potencia hidroeléctrica instalada actualmente en todo el país, esto ha despertado un singular interés en las posibilidades naturales que posee el sistema para la generación de energía eléctrica.

El sistema conformado por los Golfos Nuevo y San José separado por la Península de Valdés (Chubut, Argentina), esta conectado al continente por el Istmo Ameghino, presenta como característica particular que la marea tiene un desfasaje levemente inferior a un semiciclo, por lo que cuando en uno de los golfos se registra la pleamar, en el otro se observa la bajamar. Puesto que el rango de la marea es muy importante en la zona, el desnivel a ambos lados del istmo puede llegar a los 6 m.

Diversos estudios y proyectos fueron emprendidos para la evaluación de las posibilidades reales, entre los que se cuentan los de la firma SOGREAH en 1959 (central de 600 MW) y los de Agua y Energía en 1975 (central de 5300 MW). La apertura del canal a través del istmo aparece como más viable, presentando el atractivo adicional de permitir la realización de una usina no muy grande, con posibilidades de ampliación posterior. La propuesta de Erramuspe (55 MW, 1949) fue retomada sin mayores modificaciones por Sogreah (600 MW) en 1959. Sin embargo es claro que una modificación en la circulación natural por corte del istmo puede llegar a provocar variaciones en el fenómeno de desfasaje, disminuyendo la caída neta y por lo tanto la producción energética. Al estar conectada al Sistema Eléctrico Nacional, se subsanaría una de sus desventajas, que es la dependencia oscilante de los ciclos de 6 hs. Desde cero hasta un máximo y volviendo a cero de acuerdo a la fluctuación de la diferencia de niveles entre los golfos, lo que resulta inconveniente si la central se conecta a una red de pequeña o moderada capacidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que en la decada del 40, la Liga de Estudiantes Humanistas de la Universidad de la Plata realizo un estudio de factibilidad de una Usina Mareomotriz en la Peninsula de Valdez. Lo publico en una serie de alrrededor de 25 revistas de emision mensual.

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...