6/10/2009

72. Actualización de los Destructores Clase Almirante Brown (MEKO 360)

A. Proyecto: Actualización de los Destructores Clase Almirante Brown (MEKO 360)
B. Fundamentación: Las naves MEKO® incluyen familias de fragatas, corbetas y lanchas patrulleras oceánicas. Las construcciones comenzaron a finales de la década de 1970 con el diseño y construcción del tipo MEKO® 360 H1 para Nigeria. El concepto principal es el de la modularidad: el casco, las máquinas y cierto número de instalaciones de a bordo tienen mayor longevidad que los equipamientos electrónicos y el armamento; por lo tanto, si estos últimos se aplican en forma modular, es posible reducir considerablemente, y a costo relativamente menor, la obsolescencia de las naves de guerra. Los módulos de las naves MEKO pueden reemplazarse en cuestión de horas. MEKO® es una marca registrada. El acrónimo proviene de MEhrzweck KOmbination («combinación multipropósito», en alemán).

En su momento, eran buques con sistemas novedosos para la época como el MM-38 o el propio Aspide, pero al margen de sus carencias de origen (su sonar, por ejemplo, es prácticamente un modelo comercial-civil), se ha quedado evidentemente desactualizadas. Escudándose en el también entonces novedoso sistema de construcción modular que permite un rápido interambio de sistemas y armas, estas fragatas requieren una actualización, que ya debería haber llegado puesto que han cumplido 22 años en servicio, más de la mitad de la vida útil de cualquier buque.
Con sólo un discreto potencial antibuque, pero totalmente vulnerables a cualquier ataque submarino, incapaces de contestarlo, e ineficaces para batirse con amenazas desde el aire, los mejores buques de la Armada Argentina están entre los más discretos. Su actualización permitiría prolongar su vida hasta 2025.

C. Objetivos generales: Los destructores de la clase Almirante Brown responden a la tecnología de diseño y equipamiento de sensores y armas de la década del 70, lo que requieren modernizaciones para ser operativamente aptos. Con más de veinte años de servicio también requieren la recorrida de sus plantas propulsoras, de electricidad y máquinas auxiliares.
Su actualización podría incluir:
-Incrementar su capacidad operativa con la puesta al día del sistema ACCO. (Automatic Command and Control)
-Incrementar su capacidad de supervivencia en combate minimizando su firma radar e infrarroja, agregando paneles de material adecuado en su obra muerta e instalando señuelos infrarrojos.
-Incrementar su capacidad antiaérea y antimisil incorporando un radar de búsqueda tridimensional, sustituyendo los montajes 40/70 por armas más modernas, y actualizando los sistemas de CME.
-Reemplazar sus misiles MM-38 por otros de mayor alcance (70 km) conocida como Exocet MM-40 Block II e incorporar misiles superficie-aire MICA VL, desde lanzadores verticales. Este misil tiene capacidad contra blancos múltiples (tipo “dispara y olvida” y todo tiempo) y de todo tipo (aviones, misiles, PGM, bombas inteligentes). El lanzamiento vertical garantiza una cobertura de 360 grados y mantiene la furtividad y la estabilidad del buque. Los datos para la asignación de los blancos proceden de los sensores de defensa antiaérea de la nave. No necesita sistema específico de dirección de tiro (ni iluminación del blanco ni búsqueda por radar). En su configuración básica se incluyen ocho disparos (alojados en un contenedor vertical) y el mando de la secuencia de lanzamiento. La sencilla arquitectura del sistema unida a las prestaciones de alcance y altura hacen del MICA VL un sistema eficaz para defensa propia de unidades de superficie instalable en buques nuevos o modernizados.
-Incrementar su capacidad antisubmarina, con sonares de profundidad variable o remolcados.
-Dotarlos de helicópteros tipo AS.355 Fennec -de hasta 5 toneladas-. El helicoptero debería desempeñar misiones de vigilancia marítima, búsqueda y rescate, detectar objetivos para misiles, guerra antisuperficie, antisubmarina y ataque a tierra.
Dados su diseño modular y estado de conservación, las tareas a realizar no implican desafíos insalvables para nuestra industria.
D. Lugar: Astillero Almirante Storni.

E. Recursos necesarios:
-Estudio de factibilidad y análisis costo-beneficio
-Incorporar el proyecto al Presupuesto de Defensa
-Efectuar convenios de actualización de la Clase MEKO 360 con transferencia técnologica
-Efectuar la actualización en astilleros autoctonos a un costo asequible.
-Instrucción y apoyo tecnológico de las empresas licenciatarias
F. Características generales: Los buques de la Clase Almirante Brown pertenecen a una serie de cuatro destructores multipropósito construidos en los astilleros de Blohm + Voss situados en Hamburgo, Alemania a pedido de la Armada Argentina. Fueron diseñados y construidos de acuerdo con un sistema de módulos, que permite cambios tecnológicos en armas y sistemas, sin afectar la operatividad del buque. Este diseño es el origen de la denominación MEKO, de allí que a los buques se los conozca como MEKO 360; el número se debe al desplazamiento estándar de 3600 t.

La construcción de estos buques fue autorizada bajo el "Plan Nacional de Construcciones Navales" del Comando General de la Armada, aprobado por el decreto Nº 956 "S" del 28 de marzo de 1974 con el objetivo de que estas nuevas unidades reemplazasen los viejos y obsoletos destructores en servicio en la Armada Argentina que databan de la Segunda Guerra Mundial. El decreto mencionado se complementó con el Nº 285 "S" del 29 de enero de 1979 que aprobó la contratación celebrada con la firma Blohm + Voss. Las cuatro unidades construidas entraron en servicio entre 1983 y 1984 conformando primero la 2° División de Destructores y actualmente la División de Destructores.

Las misiones de los destructores Clase MEKO 360 comprenden la vigilancia marítima de la Zona Económica Exclusiva (Control del Mar); el ataque a blancos de superficie trashorizonte (guiado por helicóptero AS-555SN "Fennec") con los Exocet MM-40; el ataque a blancos submarinos con los torpedos A-244; la defensa aérea de punto con los misiles Selenia/Elsag Albatros (SAM) y los cañones Breda Bofors de 40 mm y el ataque a blancos costeros o de superficie con el cañón Oto Melara de 127 mm. La serie la componen los siguientes navíos: ARA Almirante Brown (D-10), ARA La Argentina (D-11), ARA Heroína (D-12) y ARA Sarandí (D-13)

Especificaciones:
Desplazamiento: 3.600 t a plena carga
Eslora: 125 m
Manga: 14 m
Calado: 5,8 m
Control de Armas: 2 Signaal Lirod Director; 1 Signaal WM25.
Radares: un radar Signaal DA08 con IFF de alerta temprana; un radar de navegación y control de helicópteros Signaal ZW06; un radar de navegación Decca TM 1226; un radar de control de tiro Signaal STIR.
Sonar: Atlas Elektronik 80 (DSQS-21BZ)
Sistema de Contramedidas Electrónicas: SPHINX-SCIMITAR
Armamento: 1 cañón Oto Melara de 127 mm, 4 montajes dobles de cañones Breda Bofors de 40 mm, 2 lanzadores cuádruples de misiles MM-40 Exocet (SSM), 1 lanzador óctuple de misiles Selenia/Elsag Albatros (SAM), 2 lanzadores triples de tubos lanzatorpedos ILAS 3/324 mm (utiliza torpedos Whitehead AS-244)
Aeronaves: 2 helicópteros ligeros, Tipo SA-316B "Alouette III" o AS-555SN "Fennec"
Propulsión: COGOG; 2 turbinas a gas Rolls-Royce Olympus TM38, 60000 HP; 2 turbinas a gas Rolls-Royce Tyne RM1C, 9900 HP, 2 hélices
Velocidad: 30,5 Nudos
Autonomía: 4.500 millas náuticas a 18 nudos
Tripulación: 200

1 comentario:

Anónimo dijo...

esta bien pero ¿ con que dinero se pretende hacer ?

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...